martes, 15 de julio de 2008

QUÉ ES SER EMPROISTA HOY

Nuestro querido padre Pujadas dice que se es emproísta por trabajar en pro de la Juventud. desafortunadamente a veces se nos vuelve esta definición algo utópico.
Por qué? por la flojera intelectual que rodea a muchos jóvenes hoy. La falta de aspiración intelectual hace que dejen de lado cualquier interés en el mundo que les rodea.
Se limitan a "vivir"; si simplemente vivir y lo peor, no les dá pena esto; no se aporta nada a su propia formación, menos se va a aportar algo en pro de nuestros hermanos los jóvenes que decimos amar, y por quienes prometimos luchar en ese cuarto día y quizá lo proclamamos a grito puro en el lanzamiento.
No necesitan médico los sanos, pero a ellos es a quienes atendemos la mayoría de las veces.
Sin embargo, treinta años después de haber conocido el movimiento, sigo estando alegre por quienes le meten el pecho a seguir adelante en la extensión del reino de Dios a través del movimiento. Cuando uno ve algunos muchachos que sacan tiempo para su Centroguías, para sus Encuentros, dice hombre... siquiera quedan muchachos que aspiran a algo en la vida. Cuando uno ve un Arzobispo sentado cuatro horas en un lanzamiento, sólo para dar ánimo a estos muchachos piensa: definitivamente las obras del Señor no pueden ser sino grandes.
Cuando me decidí a crear este blog, quise hacerlo para buscar un medio en que los emproístas como comunidad mundial pudiéramos compartir las experiencias actuales. Tengo la suerte de estar en contacto con los jóvenes del CentroGuías de la Arquidiócesis de Villavicencio, pero creo que ha llegado la hora de entrar en debate sobre los métodos y exigencias de los EPJ, volver a las raíces en aras de una evangelización más amplia de Jóvenes. Ojo, volver a las raíces, no al pasado. De éste ya solo queda evaluarlo y aprender para no volver a cometer los mismos errores, porque de lo bueno que hubo en él, dan fe quienes aun siguen ahí, viviendo su cuarto día.
Ser emproísta hoy, es vivir realmente la persona de Jesús, es mostrarle, porque a Él se le muestra, no se le demuestra; es vivirlo, no usar su evangelio ni su cruz como algo de moda; por desgracia en muchos casos caemos más en el Jesús como moda, que como vida. Ser emproísta hoy, es luchar contra tantas cosas aparentemente buenas. Es estar abiertos al aprendizaje, estar listos al debate, a aportar. Es hacer que pase, no esperar que pase.
Para esto se crea este blog, para que cada uno de nosotros aporte a la formación de unos guías con mayor capacidad de diálogo. Ya iremos poniendo algunos temas de nuestro interés, para recibir los aportes de esos emproístas dispersos por el mundo.

3 comentarios:

Rayo dijo...

Justo lo que necesitaba oir!

Joaquin Martinez dijo...

Hola soy Joaquín y viví mi encuentro en 1972 en Los Ángeles Ca fui a la escuela de formación o centro de guías cuando nuestro querido padre Chemita nos dirigía fui el primer coordinador diocesano en Guadalajara Jalisco México, hoy en día el señor me llama para iniciar otro centro de Guías en Zapopan Jalisco, ya asistí al segundo encuentro y vamos a iniciar como era en el pasado pero con nuevas ideas sin quitar la esencia retomar todos los valores que se fueron perdiendo, por que ya no se usan como si ser Cristiano es una moda y abaratamos el evangelio.
Por lo que pido sus oraciones

Joaquin Martinez dijo...

me gusto